VISIÓN DE LA IGLESIA


 LA IGLESIA NO DEBE TRABAJAR A LA CIEGA, SI NO CON METAS Y OBJETIVOS CLAROS.
La palabra del señor nos dice: «Donde no hay dirección sabia, caerá el pueblo; Mas en la multitud de consejeros hay seguridad» (Pr.11:14). La versión (NTV) lo traduce de la siguiente manera: «Sin liderazgo sabio, la nación [Pueblo] se hunde».
 Como iglesia del señor, no debemos trabajamos a la ventura o la ciegas; Sino con propósitos, metas u objetivos claros; y con una determinación firmes para lograrlo. El apóstol pablo decía: «Así que yo no corro como quien no tiene meta; no lucho como quien da golpes al aire. 27. Más bien, golpeo mi cuerpo y lo domino, no sea que, después de haber predicado a otros, yo mismo quede descalificado» (1Co.9:26-27) (NVI).
Dentro de nuestros objetivos como meta principal y la más grande es: «el Cielo», [la salvación eterna de nuestras almas y la eternidad con Cristo Jesús señor nuestro]. Pero mientras vivimos en la tierra, también tenemos objetivos principales y es: predicar el evangelio a toda criatura, ser la sal y luz de la tierracon buenas obras”. Porque la gente que aun no conoce a cristo, necesita ver las buenas obras de los cristianos, para que glorifiquen al Dios de os cielos. «para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos» (Mt.5:14-16).

Estas “buenas obras no solo son: una buena conducta, ayudar a los pobres, huérfanos, viudas, restauración de personas y familias, etc. [Creo que ya muchas iglesias trabajamos en esto], sino también la creación de obras sociales, proyectos futuristas que sean de impacto y beneficio para la sociedad y la congregación.
Por esta razón, como iglesia vamos a construir: 1. Un templo hermoso para el señor, equipado con la última tecnología. Paralelamente vamos a crear las siguientes instituciones. 2. Una institución Educativa Cristiana. 3. Un instituto tecnológico. 4. Una Universidad cristiana. 5. Clínica cristiana. 6. Una cooperativa cristina. Todo ello con una calidad y alto nivel en estándar de educación y servicio.
Este proyecto para muchos quizás sea una locura, o quizás muchos digan, ¡pastor despierta! O ¡pastor estas soñando despierto! Ante tal incredulidad y escarnio, Solo puedo decir siguiente: ¡Yo se en quien he creído y sé que es poderoso para ayudarme a lograr este sueño!
Acerca del nombre “cristiano”, como pueblo de Dios tenemos que entender que ese nombre, no es un nombre cualquiera o común, sino un nombre dado a los verdaderos discípulos de Cristo (Hch.11:26). Y en este sentido no vamos usar el nombre “cristiano” solo de fachada como algunos lo usan, sino para realzar la esencia del cristianismo; la cual es Amor, misericordia, servicio, etc. Y si alguien no va cumplir con ese propósito, es mejor que no use ese nombre.


comparte en Google+

Acerca de Iglesia Cristiana Mundial "El Aposento Alto - Cusco"

0 comentarios:

Publicar un comentario